Exceso de positivismo igual a fracaso

La falsa idea del positivismo

Qué ocurriría si la causa de nuestra frustración, sentimiento de fracaso o todo aquello que nos produce malestar simplemente estuviera causado por un exceso de positivismos y alegría enfermizo.

Parece algo radical, pero la sociedad actual se ha dejado llevar y envolverse por un mundo mágico, en que pedimos algo y se nos dará, pon pasión y lo lograrás, sonríe y se resolverá… Nada más lejos de la realidad, este tipo de pensamiento no ha hecho más que crearnos unas falsas expectativas que finalmente derivan en un efecto contrario.

Duele leerlo, pero es la realidad, no es cierto que querer es poder, y a pesar de eso hay que mantenerse en pie y seguir adelante.

Se nos ha metido en la cabeza que cada individuo debe trabajar en aquello que le apasiona y ama sin pararse a pensar si tiene el talento y habilidades necesarios para desempeñar tal tarea.

El objetivo de esta entrada no es romper los sueños de las personas, pero sí de darles a conocer la cruel realidad que existe en el mundo: la vida no es fácil o justa.

Todos conocemos a increíbles personas que la vida no les ha tratado como debiera o, por el contrario, individuos que no merecen el más mínimo logró y sin embargo triunfan. Nuevamente: la vida no es lo que nos venden.

Es hora de dejarse de lamentos, vivir lo que nos ha tocado a cada uno, caerse, volverse a levantar, si tienes algún problema lucha por resolverlo, trabaja en lo que tengas que trabajar y pelea por lo que te mereces en esta vida.

Algo está claro, todos y cada uno de nosotros tiene un final, solo depende de nosotros el vivirlo como deseamos.